jueves, 9 de febrero de 2017

mariposas...

de luz... que abrazan buenos augurios.


¿Serán augurios de amor? Se acerca San Valentín y, como preludio de la primavera, llegan con él los vientos del despertar al tiempo renacido de las flores y los pájaros.

¿Serán augurios de realización? Se acerca la luna llena y, como signo periódico, llegan con ella los colores; y el tiempo de las estrellas que despierta con el sol de la mañana.

¿Serán augurios de bendiciones? Se acerca la música de los ángeles y, como canto de mar, llegan con ellos los tiempos de una paz por nacer en los corazones que sonríen.


Y tú... ¿te enamoras en febrero?



Un abrazo lleno
de magia de tortuga...

martes, 7 de febrero de 2017

ciclos de vida...

que se cumplen...


No podemos detener el tiempo para prolongar el ritmo natural de los acontecimientos. El destino es una suma de sincronías que se entrelazan pero que no siempre encuentran un tiempo en común. Es entonces cuando tal destino da vuelcos importantes, en pos de nuestra conciliación con melodías más afines.

Hay un margen de desencuentro entre la suma de acontecimientos, eventos, vivencias, personas que conforman una vida... en el cual no siempre se logra cumplir el conjunto de metas que conjugan tales circunstancias. Puntos de fuga, pausas inesperadas y aceleraciones inevitables ante la inercia del propio acontecer de cada individuo en su propio tiempo. De ahí que las casualidades se suelen confundir con los milagros. De ahí también...la frustración que acompaña a cada tiempo perdido. Pero crecer en armonía con la persona que somos y la vida que logramos forjar es, también, reconciliar tales desatinos, la suma de nuestros errores y la inconmensurabilidad entre nuestro tiempo de vida y el acontecer eventual que conjuga nuestra libertad en el seno del acontecer de otras libertades.

La voluntad no alcanza para detener el tiempo ni para apresurar el porvenir. La voluntad solo nos regala un amplio margen para que nuestra imaginación logre trazar una ruta hacia adelante para la consecución de nuestros deseos. El resto... es un convivio entre lo real y lo posible.

Es así que llegan momentos en nuestra vida en que un ciclo concluye y sentimos el llamado a tomar decisiones e inventar un nuevo camino para andar. Uno que no pudimos imaginar antes de descubrir en quién nos fuimos convirtiendo con el paso de los años, la suma de nuestras decisiones, la experiencia y el aprendizaje, el logro, el fracaso, la sorpresa, la alegría, el dolor... en conjunto: la felicidad misma.


Y tú... ¿inventas tus propios caminos?


Feliz febrero 
hermosas y libres tortugas...

jueves, 2 de febrero de 2017

lamentos...

...del misógino herido... de quienes ahora sí alzan la voz ante el horror del nuevo presidente de los Estados Unidos...


Cuando las mujeres ocupamos el lugar de la vida pública nacen los "peros" por doquier. Nos piden cualidades que a los hombres, en igualdad de condiciones, jamás les exigirían. 

A nosotras, nos juzgan con el exhorto de que tenemos que ser santas y perfectas. A ellos... hay siempre que excusarlos. Finalmente, ellos sí tienen permiso de decir lo que sea, cometer exabruptos, no tener una vida moral consecuente ni consistente. 

Ellos, los hombres, pueden no tener experiencia, no estar educados en las competencias para ejercer el poder, no haber construido una carrera profesional para desempeñar un cargo de responsabilidad pública. Basta que un hombre sea hombre para que se le otorgue a manos llenas, y sin juicio de por medio, los beneplácitos que, en cambio, con mezquindad se conceden "a veces" a las mujeres: si demostremos que de verdad valemos, que de verdad sabemos, que de verdad merecemos reconocimiento... porque nos supimos ganar ser respetadas, nos esforzamos desinteresadamente, con honor, bondad, humildad, recato y ocupando nuestro lugar. 

Hombres y mujeres nos esforzamos por igual, es el valor, que la sociedad le da a cada uno de nuestros esfuerzos, lo que no es igual.

Y para quien todavía tenga dudas de que esto sea cierto, basta ver qué pasó entre Hillary Clinton y Donald Trump.

En el margen, el juicio ante las debilidades de la candidatura de Clinton fue exponencialmente más severo que la tenue indignación ante la evidencia de los agravios de Trump. Sólo por el hecho de ser mujer.

Sí, quizá es tiempo de repensar nuestras democracias, sí, quizá ya existían vicios de poder en el partido demócrata, sí, quizá es tiempo de opciones independientes, de nuevas voces con mayor representación para velar por nuestras necesidades y que den voz a nuestro voto... Sin embargo, cuando de elecciones se trata, no se vota por aquello que soñamos que llegue a ocurrir, se vota entre opciones reales, limitadas, imperfectas y estamos obligados a optar por una posibilidad de lo real... de otro modo, en pos de lo perfecto, dejamos el lugar al oprobio de lo trágico.

La única razón por la que ganó Trump... fue por su género. Una mujer que hubiese dicho la quinta parte de lo que él dijo no habría sido tomada en serio ni respetada por elector alguno. Y en cambio, Hillary era demasiado fuerte para otorgarle el beneplácito de la duda del cual han gozado los hombres gobernantes por décadas.



Y tú... ¿cómo justificas tu misoginia?









lunes, 9 de enero de 2017

2017...

feliz...


Casi se cumplen las cabañuelas... hasta ahora todo lo que hemos podido recibir de los primeros días del año es sol, armonía, amistad, amor y mucha luz para los días por venir.

De la mano de las buenas noticias, no podemos más que dar gracias de tales augurios. Y quizá este año nos invita a ser felices con lo que tenemos, a encontrar la riqueza dentro de nosotros mismos, a disfrutar de nosotros mismos tal plenos somos, a dar y recibir a manos llenas, sin olvidar que la autonomía de nuestro destino está a nuestro alcance... 

Este nuevo ciclo que nace estará acompañado de ángeles y bellos propósitos... por lo tanto... nada de lo que opaca la luz del mundo debe consternarnos, es un tiempo de tomar acciones decididas para derrochar nuestra felicidad y colaborar para que el desamparo cese. Hay quienes nos necesitan y sólo asumiendo la completud de nuestras vidas podremos brindarles cobijo.

Bienvenido este tiempo feliz.


Y tú... ¿ya hiciste tus propósitos para 2017?


Feliz año!!!
Hermosas y felices tortugas...
que la magia guíe todos sus caminos.
Amén.


martes, 20 de diciembre de 2016

totalmente...

Joaquín Sabina... y quizá un tinte de Víctor Manuel y Francis Cabrel. Sin olvidar a Fito Paez y sin poder faltar Luis Eduardo Aute. Aunque la última palabra la tenga Rosario.

Son pocas las veces que nos atrevemos a asumir nuestro deseo con absoluta libertad... esas veces en que amor se llama el juego... o quizá cuando amanece por fin... y nos reconciliamos con nuestras mentiras piadosas... cuando nos despedimos de nuestras nostalgias a la orilla de la chimenea y descubrimos más de cien mentiras mientras vivimos en el número 7 de calle melancolía... en donde nos dieron las diez mientras corre dijo la tortuga... contigo. Precisamente porque decidimos no tomar pastillas para no soñar aunque hayan tenido que pasar 19 días y 500 noches para poder escribir la canción más hermosa del mundo.  Y peor para el sol porque sin embargo te quiero. Tanto como me gusta estar al lado del camino. Definitivamente esta noche cobra sentido todo aquello que escribí. Por eso... quédate a dormir... no olvides que nada sabe tan dulce como mi boca. Siempre y cuando haya espacios de complacencias para llenarme... de ti. Y quizás...solo quizás... un día sea siempre, aunque siempre sea solo un día...para tener algo contigo.


Y tú... ¿logras enlazar la fantasía con el deseo sin miedo a sentir el fuego de tu piel y el presente olvidar? sin  miedo al miedo...


Feliz martes lleno de magia de tortuga.

la palabra...

exacta...quizás solo puede ser expresada en el silencio.

Pocas veces logramos decir aquello que de verdad importa. A veces nos toma 20 años, otras veces 5 horas.

Así, simplemente, un día despertamos y supimos exactamente qué queremos...


Y tú... ¿escuchas el aroma de mi voz?



Buenas noches.

abrazo...

...eterno.




Cuando los ángeles aparecen con el brillo de la luna, alumbran las buenas pláticas... esas lágrimas que hacen posible que nos comuniquemos y nos expresemos con profunda honestidad. Ese temblor de alegría que nos hace recordar la belleza de la vida cuando vemos nuestro reflejo en el brillo de otra alma.

De pronto ya no nos sentimos solos, aún cuando no estemos acompañados. Y con más sorpresa... no sentimos falta de persona alguna. Solo el placer de la vida y la certeza de nuestras presencias. 

Basta conocer un alma noble para ser feliz por siempre. Es sólo cuando dejamos de añorar que logramos abrazar aquello que verdaderamente deseamos.


Y tú... ¿disfrutas compartir un alma llena de ti?



Brindo por una luna llena colmada de paz.
Agradezco la sorpresa de vivir 
y amar con magia de tortuga.
Felices vacaciones queridas tortugas...