domingo, 12 de octubre de 2008

domingo de lluvia

Buenas tardes queridas tortugas... este domingo me acostumbro a mi nueva soledad... pues no es lo mismo guardar cierta ilusión que siempre te acompaña que asumir que sólo se trata de ti como ser humano. En realidad siempre es así. Nada nos libra de nuestro ser en plena soledad. Yo diría... afortunadamente.

Siento que cuando uno es soltero se tarda años en apreciar este espacio sólo tuyo como si te perdieras de algo en el camino o como si llegaras tarde a algún puerto. La sorpresa, con los años, ha sido descubrir que no permaneces estático y que la espera sólo está en tu cabeza. Pues tu vida, al igual que la de quienes ya consolidaron parejas e incluso tienen hijos, ha crecido plenamente, sólo que en otras direcciones. Para llegar a la vida que quieres basta querer la vida que tienes y eso no tiene espera ni puerto.

Pasé la década de los veinte años lamentando no haber encontrado un amor correspondido con quien crecer como pareja y ser madre. Y llevo la mitad de mis treinta asorada ante todas las puertas que se abrieron tras cada espera. Hoy, incluso me cuestiono ser madre, aún cuando soy de quienes tiene nata vocación materna. Hace tiempo que dejé de mirarme junto a quienes algún día quise y sigo conservando la fe en que, antes o después, el amor será la puerta de un mañana aún insospechado.


Conservo el corazón de mis quince, el deseo de mis veinticinco y pienso desde la experiencia de mis 35... con la intuición de que mi vida está aún por comenzar...

Ciertamente... la vida tiene su magia!!!


Y tú ¿quién quieres ser?

Feliz semana mágicas tortugas!!!



4 comentarios:

Nathaly dijo...

Ayyy!| qué bonito que escribes, tus palabras me hacen reflexionar... en la vida hay tantas cosas que descubrir y nosotras tenemos mucho camino por recorrer..

... dijo...

Gracias!! Qué bueno que visitas mis letras y te gustan!!!

sebastian vallejo dijo...

35 es la edad perfecta!!
aún hay mucha energia como a los 15 y los 25, bastante experiencia como a los 45 y juventud abundante, creo que es la epoca precisa en la que se comienza a disfrutar el viaje por la vida, con mas conciencia de lo que pasa a tu alrededor y adentro tuyo!,
saludos mariana!

caramelo dijo...

es un incesante empezar, Mariana. A los 35 empecé de nuevo, despúes de 15 años (compuestos de intentos de inicio) y con dos hijas; ahora ellas ya empiezan a partir y entre amores que nunca crecieron siento que estoy empezando otra vez. Me reconozco en tus palabras "me acostumbro a mi nueva soledad..." y el trabajo por hoy está en dejar partir la ilusión, para, afortunadamente, como tu dices, descubrir quien quiero ser...una vez más.

Hace bien leerte, Mariana, gracias.